sábado, 11 de octubre de 2008

de necesidades y de ausencias

Hace algún tiempo dijeron necesitarme. A mí, en totalidad: no mi ayuda, ni mi cariño, mis ideas, mis risas, ó mi cuerpo. Fue un rotundo “te necesito”.
Me impresionó. Quizá porque nadie antes me lo dijo, quizá tan sólo por ignorancia.

Necesitar. Un verbo que connota egoísmo, dependencia y al mismo tiempo, por pronunciarlo, valentía y quizá madurez.
Pero la necesidad, como casi todo, tiene grados e implica mucho, poco, nada según cada cuál la interiorice.
Hay necesidades cómodas que son como pedir favores pero con un poco más me presión. Las necesidades enfermizas: esas en que te pierdes y quedas enganchado, “colgado como un cuadro” que dirían Los Secretos. Y luego están las Básicas: aquellas que se precisan para poder vivir.
A mi me gustaría tener de estas últimas y aplicarlas a las personas. Necesitar a alguien como necesito beber agua, pero así, sin más. Dejando que el agua exista sin quedar absorta ante un grifo continuamente abierto. Sabiendo que está. Necesitando que esté. Pero sin ganas de fusionarme o de convertirme en ella.
Me gustaría, pero soy de espíritu flaco.

Cómo saber que necesitas?, estar seguro que sobrepasa el mero gusto, el hábito o la mezcla de ambos? Lo sabremos tras una abstinencia reparadora?. Pero quién en su sano juicio, con la experiencia de haber vivido, se someterá a ésta voluntariamente?
La distancia, que hace reflexionar, nos ha de ser impuesta.

Cuando una persona deja de formar parte de nuestra vida se transforma: en olvido, en pérdida o en ausencia. La primera es inocua, la segunda dolorosa pero asumible. Son la ausencias las que ,como nosotros, se llevan en presente, día a día, tomando un cuerpo que las transforma en Ausencia, con mayúscula, con nombre propio, como la persona que , ya sin duda alguna, sabremos necesitar.

Hace algún tiempo me dijeron y no entendí. Hoy sé que hay cosas que es mejor intuir, aunque nos conviertan en ignorantes.

16 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué buen texto. ¿Necesitamos o dependemos? ¿Necesitamos o ahogamos? Qué difíciles son las relaciones humanas.
Saludos.

Sharif dijo...

"olvido, pérdida o ausencia" Muy cierto, aunque en ocasiones estas categorías se mezclan y confunden, tal como las personas, o mejor dicho, tal como la naturaleza humana.
Bueno saberte de regreso, espero que la Ausencia que llevas pronto mute en algo más amable.
Un beso.

Antón Abad dijo...

Entiendo que no soy el más indicado para terciar en estas cuestiones sin que sea predecible el discurso.
Me parece que es una posición viciada la que le lleva a considerar que "necesitar", tiene connotaciones de egoísmo; la egolatría, esa excesiva adoración de sí mismo que no permite a sus acólitos ver más allá de su propio interés, echa mano de la necesidad tanto como el altruismo o la supervivencia, y hablar de madurez ante el reconocimiento de las necesidades, forma parte del mismo desvío original. Todos tenemos "necesidades", lo que varía es nuestro grado ético a la hora de satisfacerlas, cuando implican a otros. Presionar para doblegar voluntades, y que actúen en nuestro exclusivo interés, entra en el terreno del vampirismo emocional; eso no es necesitar, sino "querer tener" sin importar el precio. Son muy pocas en verdad las veces que necesitamos a otros, aún queriéndoles, pero la tentación de la palabra grandilocuente, esa que disuelve voluntades inexpertas, es un recurso fácil y habitual. Si fuera verdad, que "necesitamos" a quien nos alegra la vida, la población mundial sería bastante más escasa.
No sé qué edad tiene Ud. querida, pero le auguro un futuro en el que estará feliz de tener su grifito a mano, sabiendo que, de estropearse, podrá cambiarlo, si no es mera obsesión y puede que hasta el agua que surta sea el elixir del olvido.

Sergal dijo...

La necesidad de alguien en un determinado momento es lícito. El hombre no nació para vivir en soledad. Sin embargo la necesidad continuada de una persona, creo que es enfermizo y subyuga a quien lo padece.
Querida Tequila, dispongo de poco tiempo y venía a agradecerte de nuevo tu lealtad.
Un beso

Oteaba Auer dijo...

Creo que convertirnos en persoanas adultas y madruas significa asumir que de veras estamos solos en nuesta existencia . Esto significa dejar ed exigir a los demás que sean nuestros acompañantes en la existencia o ellos a nosotros como una necesidad.
Quizás esté equivocada pero si cada persona reconociera que está sola, construiría una distancia entre ella y los demás donde no cabría la opción de la necesidad y la presencia o ausencia no significarían grandes cambios emocionales…
Me parece genial cuando dices: “Necesitar a alguien como necesito beber agua, pero así, sin más. Dejando que el agua exista sin quedar absorta ante un grifo continuamente abierto.

Estoy encantada de haberte leido de nuevo.
Un beso

elHermitaño dijo...

Voy a polemizar algo, Tequila, si se me permite...: ¿Hasta qué punto necesitar a otros es no bastarse con uno mismo? ¿Dónde está la valla que separa la necesidad, por carencia, de la necesidad, porque esa persona ofrece algo que nosotros precisamos, y no tenemos?

Supongo que el límite será nítido en muchos de vuestros casos, pero en el mío no lo tengo tan claro... ¿Necesito a esa persona -más allá, naturalmente, de que soy humano y necesito relaciones con otros iguales- porque me conviene, porque no tengo yo lo que busco en ella, por amistad, compañerismo o por alguna otra razón que ignoro?

Y ahora dejo aparte la polémica (creo). En temas de sentimientos o emociones, me da, no vale la pena examinar, investigar o analizar los motivos, las causas de esa necesidad, buscar un por qué o por qué no. Me parece que es mejor dejarse llevar, hacer lo que debes, perdón, lo que sientes, y au. Si la necesidad queda satisfecha, bien; si no, buscaremos otras personas, u otras circunstancias, que lo hagan.

En eso consiste la vida, ¿no? Necesidades, satisfacciones (o no), nuevas necesidades... siempre sin fin.

Un abrazo, y gracias por el regreso, porque "se te necesitaba"... :)

Bito dijo...

Necesitar el agua, aun sabiendo que siempre habrá, no nos hace más plenos sino más débiles.

Necesitar a las personas es un sintoma de que algo no va bien, de que se depende de ellas, y aunque por supuesto uno requiere de los demás para alcanzar su felicidad no debería ser algo NECESARIO, sino complementario.

Claro, que por otro lado puede reconocerse esa necesidad y seguir adelante con ella, lo cual es tan loable y hermoso como la carencia de la misma. Pero yo: cuantas menos muletas, mejor.

Un saludo,

medio cobain dijo...

qué pensamos, qué decimos, qué hacemos.
es esto lo que determina el número de fuentes, grifos y pozos en los que beber o caer. es importante el tema cuando se comparte el viaje de la vida, pero no siempre se camina acompañado y hay momentos de sed en los que miras alrededor esperando encontrar el rio que te lleva al mar o un oasis en el desierto.

la Necesidad fluye por las venas, por eso duele la ausencia y no el olvido.

siempre me haces pensar!!

salud-saludos

Belén dijo...

Hay que diferenciar en lo que necesitamos y lo que deseamos, que ahí es donde radica la confusión,puedo desear que me abracen pero lo que necesito es un tio que me quiera de verdad...

Uy calla,que estamos hablando de ti,no de mi jajajaj ya me había lanzado...

besicos

DianNa_ dijo...

Y tú qué necesitas? eh?
Eso es lo que me interesa a mi, por ahí andaría yo.

Cómo no me dijiste que habías abierto?, nena, bruja :)

Esto significa calma? porque hoy mi intuición esta a muchos pasos de mi cabeza, me desbordé anoche y padezco ahora mismo un dolor de cabeza atroz, no puedo pensar.

Besos y voy a reflexionar, o no.

RAÚL dijo...

yo creo que necesitamos pendulear a un extremo para ser conscientes de la necesidad de estar en el otro, y viceversa. amor-soledad, soledad-amor, y así vamos, penduleando por la vida. aunque también está el centro, el equilibrio, la quietud, la tibieza. no sé.

amateur1965 dijo...

todos necesitamos aunque sea por momentos, y damos sin esperar ........

besos y siento haber sido tan descortes de haber tardado tanto entrar

GINEBRA dijo...

bufffff, qué complicado es el post de hoy, querida Tequila... No sé ni por dónde empezar. El necesitar a alguien tiene matices, yo creo que decimos: ¡Te necesito!, pero evidentemente podemos vivir sin ese objeto de necesidad, pero vivimos mal, añoramos o estamos tristes.. Yo necesito a ciertas personas a las que se lo digo, amigos, amores, etc.... pero podría sobrevivir, creo... Bueno un beso.

sarah dijo...

me alegro de que andes por aquí de nuevo, Tequila.
necesitar sólo quiere decir necesitar. No hay necesidades superfluas, sólo unas más urgentes que otras y muy poca vountad, a veces, de satisfacerlas por parte del que no empatiza o non se solidariza con esa necesidadporque no siente o nunca ha sentido lo mismo.Pero creo que ninguna necesidad es pequeña o superflua. Y no olvides que , paradójicamente, las personas que dicen "buscar" un amor, lo que buscan y les encanta es ser "necesarios", luego resulta que si por alguna razón no les interesa el interés que suscitan, porque no se corresponde con sus perspectivas , no comprenden nada de las necesidades del otro...no sé quién será más egoista, si el que "necesita" o el que busca ser necesitado pero "no demasiado", para que camine a su aire como si fuera libre...un poco paradójico todo eso...
abrazos

Bitter dijo...

Desde el momento en que nacemos sólo por respirar ya estamos necesitando de "algo" o "alguien" es intrínseco a nosotros los seres humanos, y no una sino que múltiples, lamentablemente los recursos para satisfacerlas (en todo orden) son escasos (jaja, mi vena economista saliendo por acá), así que la única opción es sentarse, meditar, racionalizar y priorizar, ¿que es lo que mas me interesa a mi...?
a estas alturas de mi vida ya soy egoista, no me importa que me necesitan, lo que me importa es lo necesito yo, ya dejé de pensar en plural hace rato, y eso me ha dejado tremendamente happy, al menos por ahora hasta que necesite algo más ;)
besos

Pd: Maslow tiene una interesante teoría al respecto.

Isaboh dijo...

Hace tiempo yo le dije esas palabras a una persona "Es que te necesito" y así lo creía en ese momento. Me lleve un duro chasco al darme cuenta que lo que necesitaba era verme a mi misma através de los ojos de él, por que en esa visión yo era todo lo que yo quería creer de mi misma. Un día sin más el dejo de reflejar esa persona que yo creía ser yo. Entonces me dí cuenta que yo no era como el me había hecho creer, yo era yo y valía tanto como esa otra persona en la me refugie por tantos meses.
Me di cuenta que lo que se necesita no se puede ignorar el aire, el agua, el alimento...
Me dí cuenta de algo más importante:NADIE ES IMPRESCINDIBLE

Isaboh