domingo, 29 de marzo de 2009

LA VIDA



Quizá la suerte hay que buscarla.
Quizá la oscuridad fortalezca el espíritu.

17 comentarios:

Jorge Barreiro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oteaba Auer dijo...

La suerte creo que es el efecto más o menos directo de nuesras acciones, pensamientos, etc...Alguna vez, el azar juega un importante papel...Si la oscuridad es sinónimo de silencio, no aireando nuestras cosas para recibir el beneplácito de los demás, entonces creo que es sinónimo de fortaleza.
Me alegra mucho verte de nuevo.
Impactante el vídeo
Buena semana y un beso grande:)

oyana dijo...

La suerte en sí no creo que exista, más bien se trata de estar en el lugar adecuado en el momento adecuado.
La oscuridad, quizá fortalezca el espíritu....depende qué oscuridad, pero sí, creo que sí.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

nunca hay que darse por vencido...

Belén dijo...

No te quepa la menor duda...

Besicos

RAÚL dijo...

tú corredor favorito, no? quién lo diría hace apenas unas semanas, cuando estaba al borde de una forzosa jubilación!! me alegro por él (y por ti!!)

Electro Duende dijo...

Si lo dices por la imagen de Jason Buttom en la parte mas arriba del pedestal. No interviene la suerte, la F1 está completamente amañada, si Buttom no ha sido el mejor desde el 1º dia, es por uqe está todo amañado, y no le dejaban ganar carreras.

Buttom ha estado mucho tiempo en la obscuridad, siempe ha sido igual de fuerte.

A Button le rompienron el motor desde su box por la telemetría, que os quede claro, la F1 está amañada, peo aún así, hay mucho espectáculo.

Atentamente

Bitter dijo...

Quizpá la suerte no exista y solo sean circuunstancias, claras u oscuras, pero circunstancias al fin.

Que bueno ver tus letras por aqui, se te ecaba de menos
un abrazo

Vigilante dijo...

Puede que sea cierto, hoy te busque, y por suerte, te encontré... Igual que el junco, hay que aguantar erguido a los golpes del destino, y quizás, algún día, el sol aparezca tras las montañas para que borrar esta ausencia de luz.

Isadora dijo...

¿Hay que buscar la suerte o es ella, la buena y la mala, la que suele encontrarnos a nosotros? Por supuesto que creo en la suerte, en la una y en la otra, pero creer en ellas no me incita a buscarla, y casi casi preferiría prescindir de ambas. Que las cosas sean las que sean y como deban ser, sin ayudas ni agravantes circunstanciales. Poco menos que, como dice el chiste: ¡que me quede como estoy!
Por lo que respecta a que la oscuridad fortalezca el espíritu, pues no lo sé. Si sé que la adversidad suele generar nuevos empeños, un impulso que incluso ignorábamos que pudiéramos tener. Dejarnos vencer por los imponderables sin intentar al menos una minima posibilidad de recuperación es decepcionante y sólo admisible cuando no quede más remedio. ¿Qué menos que intentarlo, incluso aunque pudiera parecer inútil?

elHermitaño dijo...

¿La suerte? Quizá sea la suerte el último refugio de los mediocres. Esperar que ella arregle, o nos beneficie, en aquello que por nosotros mismos somos incapaces (o eso creemos) de lograr.

No hay gran cosa, creo, que suceda por golpes de fortuna. Lo importante en esta vida sucede, si tiene que suceder. El destino marca el devenir, y la suerte sólo interviene en actos banales (como hallar las llaves cuando creías que las habías perdido).

Sin suerte no habrá vida mundana, pero con ella, o creyendo en ella como en una divinidad a última hora benefactora, tampoco. La elección no será fácil, pero es una disyuntiva obligada, ante la que debemos dedicir.

Un abrazo, es un gusto leerte de nuevo.

Silvia_D dijo...

Quizás, quizás, quizás...

Besazos, nena

Silvia_D dijo...

Cómo vas, nena?

Reabrí para que me copie jajajajaa, estoy por linkearla y todo!!

Besos y felices días, guapa

luzbelguerrero dijo...

¿De quién fue el gol Lupita?...; y los otros dos, ¿porqué no lo cantan?

Sirena Varada dijo...

La suerte, si existiese, habría que buscarla, desde luego, pero... ¿Existe la suerte? ¿Podemos hablar de suerte más allá de criterios probabilísticos, de una intención puramente estadística?

La oscuridad fortalece el espíritu pero nos debilita ante la luz. Si uno se acostumbra demasiado a la oscuridad, la ausencia de ésta nos derrite las retinas.

Un abrazo, Tequila

boticcario dijo...

Ya conocemos el refran: "lo que no mata engorda". Ahora que puede tener éxito lo ha aprovechado. Que disfrute lo que pueda, que la vida te sube y te baja en dos días

Besos

medio cobain dijo...

yo creo que es posible volar, en un F1 tiene que ser más fácil.

salud-saludos